Ox Burger: la molienda Premium de Nueva Costanera

Por José Manuel Vilches @cotevil

 

Diez años llevan los garzones del restorán OX escalando una cava, con más de 180 botellas de vino, que está sobre su bar. De ahí salen los blancos y tintos que acompañan las órdenes de sus clientes, que desde 2007 encontraron en Vitacura una de las mejores parrillas de Santiago. Pero el #3960 de Nueva Costanera no solo trae y cocina cortes de excelencia –como el porter house o el filete con hueso–, también los combina: “Si nos gusta el steak y nos encanta el asado, ¡la hamburguesa nos fascina!”, asegura su chef ejecutivo, Daniel Galaz.

 

A mediados de mayo, la icónica OX Burger volvió al restorán. Con 300 gramos, había permanecido en carta durante dos años desde la inauguración con Cristian Pérez, Giancarlo Mazzarelli y Daniel Avayú. Este último se mantiene a cargo del local, que en 2017 fue escogido dentro de los 101 mejores restaurantes de Latinoamérica y el Caribe por el portal The Daily Meal. Cinco eran chilenos.

 

La OX Burger no es un ejemplar tradicional. No tiene cheddar, tomate, lechuga o tocino.La receta parte por el brioche, uno de los panes más tradicionales de la cocina francesa, el que fermentan tres veces durante 72 horas. La carne es el resultado de una molienda secreta, en la que se distingue el potente sabor de las entrañas y de la punta paleta de wagyú, que se preparan en guarnición con terrine de foie gras. A la hamburguesa la reviste un cojín de cebolla y queso azul, que puedes acompañar con ketchup ahumado, pepinillos dulces o con un exquisito cole-slaw casero.

 

Aunque está escoltada por un pincho de papas salteadas, la OX Burger es difícil de maridar. La recomendación del chef es la cerveza Estrella Damm Inedit, que con sus toques de regaliz y bergamota son perfectos para el bocadillo compuesto. Este equipo sabe lo que cocina, encarga y vende. No por nada compran una tonelada y media de carne al mes.

 

Reservar


Sponsored by


The Best of Santiago is a project by

Follow Us

With the support of



Read online

Share this page